• Portada
  • Portada2
  • Portada3
  • Portada4
  • Portada5
  • Portada6


CONOCER ES RESPETAR


Consejos a tener en cuenta

Si no conoce la seta, no la coma.
No recoja ni consuma setas que crezcan cercanas a carreteras, en jardines públicos, próximas a fundiciones, vertederos, aeropuertos, polígonos industriales, etc. Las posibilidades de contaminación por metales pesados (mercurio, cadmio, plomo) aumentan en estas circunstancias.
No emplee bolsas de plástico en la recolección de setas, dificultará la dispersión de esporas, se le ensuciarán y fermentarán, dificultará su identificación. Utilice cestas para que se mantengan íntegras y aireadas.
No pise ni elimine las setas que desconozca, todas tienen su función en la naturaleza.
No utilice rastrillos ni otras herramientas para recolectar, esta práctica elimina los micelios de los hongos. Se necesita entre 5 y 14 años para su recuperación.
No recolecte más de lo que sea capaz de consumir.
Deben rechazarse todos los métodos utilizados tradicionalmente para saber si las setas a consumir son comestibles o no (ej.- la prueba de la cuchara o medalla de plata, la cocción prolongada, etc), son falsos. La única forma de saber si una seta es comestible o no, es conocerla perfectamente.

Intoxicaciones

Las intoxicaciones más graves manifiestan sus síntomas entre las 6 y las 24 horas del consumo de las setas. En estos casos acuda inmediatamente a URGENCIAS DE UN HOSPITAL llevando los ejemplares que guardó en el frigorífico o, en su defecto, restos que haya en la basura. En ausencia de ambos, muestras de vómitos en un recipiente.


Direcciones útiles.

Instituto Nacional de Toxicología. C/ José Echegaray, nº 4- Las Rozas 28032-Madrid. Tel. 24 horas- 91 562 0420 y oficinas tel.: 91 768 9804
Departamento de Biología Vegetal (Botánica).Facultad de Biología. Universidad de Alcalá de Henares, Dr Gabriel Moreno (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).
Sociedad Micológica de Madrid. Real Jardín Botánico de Madrid. Plaza Murillo, nº 2 de Madrid. Dr. Francisco de Diego Calonge.
Hospital Valle Hebron de Barcelona. Dr. José Piqueras.